Adéntrate en la madriguera del jaguar

This post is also available in: enEnglish esEspañol (Spanish)

En plena selva boliviana (M.García)

El Amazonas es conocido como el ‘pulmón de la Tierra’, además de ser considerado uno de los puntos con mayor biodiversidad del planeta. De hecho, hay una especie que sólo habita en sus aguas: el delfín rosado. El amor por estos cetáceos fue lo que cambió la vida de Miriam. Esta suiza lo dejó todo para mudarse a la selva después de enamorase de Efrem, el guía nativo que le enseñó a los delfines rosados. En un lugar cuasi aislado de la civilización y de difícil acceso, Miriam y Efrem han formado su familia y creado también una alternativa sostenible para conocer el Amazonas.

Desayunar enfrente del río con zumo de Maracuyá́ natural y recién hecho, en Complejo Turístico Ecológico y Arqueológico de ‘Chuchini’, no tiene precio (M.García)

El Complejo Turístico Ecológico y Arqueológico de “Chuchini”, traducido al castellano como “la madriguera del jaguar”, está ubicado en plena selva boliviana, en la provincia de Trinidad. Durante la época de lluvias, la selva se inunda hasta tal punto que los caminos que llevan a Chuhini se convierten en canales ideales para moverse con barca. Efrem, el padre de la familia que habita en el complejo, es la persona que transporta a los turistas, en coche o remando, además de guiarles en los ‘tours’ por la selva.

Durante estos paseos por el río Amazonas es fácil encontrarse con multitud de especies de aves, motivo por el cuál, ornitólogos de todo el mundo acuden a Chuchini para disfrutar de estos avistamientos: “Vienen muchos ornitólogos, en particular buscando avistar tres especies que les gustan mucho: el hoacín o pava serere, un ave prehistórica, los cucos y también los burgos”. Efrem, tras licenciarse como veterinario, dedicó su vida a este lugar y sus años de experiencia allí le convierten en uno de los mejores guías selváticos de la zona. Monos aulladores, tapires, caimanes, capibaras, osos pantera, son algunos de los animales que te puedes encontrar durante la visita. ¿Lo mejor? Verlos en su hábitat y observarlos en libertad.

See full article (https://www.lavanguardia.coml)